5a43a24522cce

Con la misma plataforma que se utiliza para fabricar coches o para desafiar a un jugador profesional de tenis de mesa, el robot “kuka” es la nueva atracción de Karlovy Lazne Music Club, una discoteca de Praga, República Checa, que decidió emplear este brazo robótico para ejecutar la rutina de un DJ.

El funcionamiento del brazo robótico está a cargo de varios programadores que se turnan cada noche para que pueda seleccionar los discos que serán ubicados en algunos de los tres reproductores. Además de cumplir con sus tareas, el DJ robot también puede ejecutar algunos movimientos de baile para motivar a la pista.

 “La gente está entusiasmada con el robot, es algo que nunca han visto en Europa. Creo que tampoco existe algo parecido en otra parte del mundo”, dijo Adam Lipsansky, dueño de la disco. Sin embargo, las opiniones están divididas entre los clientes del Karlovy Lazne Music Club. “No me gusta el robot, no puede sentir lo que la gente quiere bailar, no hay emoción detrás de la música. Sólo un humano en las bandejas sabe cómo divertir a las personas en la pista”, opinó una turista mexicana que pudo presenciar la tarea del robot DJ.

El uso de estos brazos robóticos no son nuevos en el mundo de la música. La firma alemana Kuka ya experimentó con Nigel Stanford con diversos intérpretes que fueron programados para estar al mando de un bajo, piano y batería para crear la canción Automatica. Por su parte, la compañía suiza ABB hizo lo suyo al programar su sistema de brazos robóticos YuMi como director de orquesta junto al célebre tenor italiano Andrea Bocelli.