Un robot dotado de inteligencia artificial con capacidad para diagnosticar a pacientes y extenderles recetas de acuerdo con sus síntomas ha comenzado a trabajar en un ambulatorio de la provincia oriental china de Anhui.

El llamado “Doctor Asistente AI”, desarrollado por la firma china iFlytek, está por ahora en régimen de médico en prácticas en el centro médico Shuanggang, de la ciudad de Hefei, capital provincial.

El autómata se hizo famoso el año pasado al convertirse en el primero del mundo en ‘superar’ la licenciatura de Medicina

El robot médico, de aspecto humanoide, grandes ojos azules y con una permanente sonrisa, es capaz de recordar diagnósticos y recetas de otros médicos que trabajan en el centro a la hora de tratar los suyos, basándose en pasadas experiencias.

El autómata ya ganó fama el pasado año al convertirse en el primero del mundo en superar los exámenes para obtener la licenciatura para trabajar como doctor.

Pese a sus buenas aptitudes, por ahora un médico de carne y hueso, tendrá que confirmar si los diagnósticos de este médico mecánico o las medicinas que prescriba son o no los correctos. China es uno de los países líderes en investigación de inteligencia artificial y robótica. Robots chinos ya son empleados en el país para tareas hasta ahora poco convencionales para estas máquinas, como la redacción de noticias, la composición de poemas, o el cuidado de personas, desde niños en guarderías a personas mayores en los asilos.

En el reciente “Mobile World Congress” de Barcelona, la compañía taiwanesa “Robotelf Technologies” presentó el robot Robelf, concebido como un androide social, que se relaciona con los miembros de la familia, vigila que no entren extraños en casa y controla dispositivos domésticos conectados a Internet. A la vista de las barbaridades que se cometen en el uso de la inteligencia natural, es posible que el futuro del planeta dependa del desarrollo de la inteligencia artificial.

 

robot_22420_1